Donante desconocido

No sabemos tu nombre, pero nunca te olvidaremos y una parte de ti vive en nuestra hija. Gracias por su segunda oportunidad.

por

Lee y Mary Brantley Nalley