Tony Brown

Tony, como con la mayoría de las cosas que hiciste en la vida, tu decisión de ser donante de órganos y tejidos nos hace sentir muy orgullosos. Aunque sin duda nunca esperaste ser donante tan pronto, tomaste la decisión desinteresada de ayudar a otros a vivir aunque tu vida se viera truncada. Este es el tipo de joven que eras y estamos muy orgullosos de que fueras nuestro hijo. Las palabras no pueden expresar cuánto te echamos de menos y todas las cosas que vamos a echar de menos hacer contigo, pero tu decisión está permitiendo a otras familias experimentar lo que nosotros no podemos. No podemos pensar en un mejor legado para reflejar tu vida. Con amor siempre, mamá y papá.

por

Jim y Jeannette Brown