Michael D. Tubbs

No puedo creer que hayan pasado 8 años, 8 Navidades, 8 cumpleaños, 8 años nuevos... desde que te vimos, te tocamos y nos reímos contigo. No ha sido más fácil echarte de menos, pero las lágrimas son cada vez menos. Eras tan querido, un padre, hermano e hijo maravilloso. Puede que te hayas ido, pero NUNCA serás olvidado. Te queremos y te echamos mucho de menos.

por

Kathleen