Loretta Buten

Hace muchos años (1993) a mi madre le fallaron los riñones a los 70, ahora que yo también tengo esa edad (73), pienso en ella y en los demás que necesitan un riñón, sólo se necesita uno para vivir. Más gente debería ser menos egoísta y ayudar a otros que lo necesitan donando. ES UNA GRAN causa.

por

Lou Frankel