Daniel Scott

Te recuerdo con cariño, Daniel.

por

Darci y Mark Steiner