Historias de esperanza

Shovon, receptor de corazón

story-of-hope-shovon

Poco después de nacer Shovon, los médicos descubrieron que algo iba mal en su corazón. En realidad, descubrieron que a este corazón le pasaban muchas cosas. Shovon tenía cuatro defectos en una cavidad cardíaca, lo que significaba que sólo funcionaba un lado de su corazón, y que su cavidad cardíaca estaba en el lado derecho de su pecho en lugar del izquierdo. A los 10 años, Shovon había sido sometido a seis operaciones de corazón y llevaba un marcapasos. Como la enfermedad cardiaca de Shovon le hacía cansarse con facilidad o ponerse enfermo, pasó la mayor parte de su vida observando desde la barrera, sin poder participar en muchas actividades juveniles ni practicar deportes. Los paramédicos locales tenían que visitar su casa tan a menudo que Shovon los conocía por su nombre. A pesar de los esfuerzos de los médicos, le dijeron que probablemente necesitaría un trasplante de corazón cuando cumpliera 21 años.

Con sólo 16 años, cuando apenas llevaba un mes en segundo de bachillerato, Shovon supo que algo iba muy mal. Empezó a sudar en exceso, a quedarse sin aliento con facilidad y a sentirse más cansado de lo normal. Una visita a urgencias confirmó los peores temores de su familia: el músculo cardiaco de Shovon estaba fallando y necesitaba un corazón nuevo para vivir. Afortunadamente, Shovon no tuvo que esperar mucho. Tres semanas después de inscribirse en la lista nacional de espera para trasplante de órganos, se donó el órgano compatible perfecto y Shovon recibió su nuevo corazón.

El trasplante de Shovon ha mejorado su salud y cambiado su visión de la vida. Su nueva energía le permitió terminar el instituto y su experiencia le ha inspirado para devolver algo a la sociedad. Shovon es un miembro activo de su comunidad y acaba de terminar sus estudios de paramédico. Su donante le permitió ayudar a los necesitados, igual que le ayudaron a él los paramédicos que tan bien conoció de niño. Honra la generosidad de su donante viviendo cada día al máximo.