Historias de esperanza

Sabrina, donante de riñón en vida

NMDS - Sabrina WeroDonante de riñón a padre fallecido - Nativo, Navajo

Sabrina y su familia siempre han estado muy unidas. Como miembro de la tribu navajo, también fue educada en el respeto y el valor de su cultura.

Hace unos 15 años, el padre de Sabrina enfermó de insuficiencia renal. Se sometió a diálisis, pero con el paso de los meses su cuerpo se fue desgastando y su estado siguió empeorando. Un nuevo riñón era su única esperanza. Sabrina, que haría cualquier cosa por su familia, fue inmediatamente a hacerse las pruebas cuando se mencionó la posibilidad de ser donante en vida. Era compatible y procedieron a la operación.

"No creo que lo que hice fuera tan especial", dice Sabrina. "Sólo quería vivir la vida con mi padre". El trasplante fue un éxito. Gracias al regalo de vida de Sabrina, su padre pudo vivir más de una década más, años que compartió con su familia y amigos.

La familia de Sabrina también fue testigo de la esperanza en medio de la tragedia desde otra perspectiva. En 2010, su hermano Shawn sufrió un accidente mortal. Inspirado por la donación de su hermana, Shawn se había inscrito para ser donante de órganos, ojos y tejidos.

A raíz de estas experiencias, Sabrina y su familia siguen promoviendo la donación de órganos, ojos y tejidos, especialmente entre la comunidad nativa americana.

"Mi donación de riñón y el trasplante de mi padre me han hecho darme cuenta de lo precioso y hermoso que es estar vivo", reconoce Sabrina. Con el apoyo y la orientación de su familia, Sabrina estudia ahora para ser técnica farmacéutica y poder seguir ayudando a los demás.