Historias de esperanza

Dawn, receptora de corazón

Médico y paciente

Desde muy pequeña, Dawn fue una apasionada de la salud y la longevidad. A los seis años proclamó que quería ser médico y vivir hasta los 100 años como los centenarios que veía en The Today Show. Su pasión se tradujo en una vocación de ayudar a los demás en su camino hacia el bienestar, lo que llevó a Dawn a estudiar medicina.

En 2000, tres meses después de empezar la carrera de medicina en la Midwestern University, a Dawn le diagnosticaron un cáncer en estadio IV. Siguió estudiando mientras soportaba cinco meses de quimioterapia, un trasplante de médula ósea y radioterapia.

Tras el nacimiento de su hija en 2003, Dawn empezó a experimentar dificultad para respirar, debilidad y desmayos, y le diagnosticaron una cardiopatía. En 2007 se le implantó un dispositivo biventricular (BiVAD)* para mejorar el funcionamiento de su corazón. Esto permitió a Dawn fortalecerse lo suficiente para completar su residencia y convertirse en médico en el Hospital Mayo Clinic. En los años siguientes, la salud cardíaca de Dawn siguió empeorando y fue incluida en la lista nacional de espera para un trasplante de corazón en 2019.

Dawn (derecha), con su hija Sophia

Nuevo corazón y nuevo comienzo

En enero de 2021, Dawn ingresó en el hospital y a los diez días recibió la llamada: ¡había un donante de corazón compatible disponible! Dawn recibió su nuevo corazón y un nuevo comienzo.

"Cuando me desperté del trasplante", cuenta Dawn, "era la primera vez en 18 años que sentía calor en el cuerpo. Tenía total claridad de pensamiento y recuerdo sentir el latido potente y fuerte de mi nuevo corazón. Estaba viva". Con su nuevo corazón, Dawn pudo continuar con su pasión de toda la vida y volver a atender a pacientes cara a cara en ocho semanas.

El logro que más enorgullece a Dawn es haberse convertido en la primera persona del mundo en correr un maratón completo al año del trasplante. Desde entonces, sigue corriendo maratones para honrar a su donante y apoyar a sus pacientes. Ha corrido un total de siete maratones. Todo esto, reconoce, es posible gracias a su trasplante de corazón. "No hay mayor regalo que la donación de órganos", afirma Dawn. "La donación de órganos me ha dado la oportunidad de volver a cuidar de mis pacientes y ayudarles a alcanzar un bienestar óptimo. Es realmente el regalo definitivo de la vida". Dawn anima a los demás a dar el paso de inscribirse para ser donante de órganos, ojos y tejidos y compartir esta decisión con la familia para que otros reciban una segunda oportunidad en la vida a través del don desinteresado de la donación.

 

 

*una bomba implantable diseñada para ayudar al corazón a funcionar mejor cuando fallan tanto la cavidad derecha como la izquierda del corazón. https://www.urmc.rochester.edu/encyclopedia, consultado el 31 de marzo de 2023.