Concurso de fotografía

Katie Hendrikson

Descripción fotográfica

Esta foto muestra una bandera de Dona Vida ondeando fuera del Hospital M Health Fairview Southdale en Edina, Minnesota. Esta bandera sólo ondea en el hospital durante el mes de abril, mes de concienciación sobre la donación de órganos, y cada vez que se produce una donación de órganos en el hospital. Esta bandera ondeaba el 6 de diciembre de 2023, lo que significaba que se había producido una donación de órganos en el hospital, lo que dio lugar a una ceremonia de izado de la bandera con la familia. Esta bandera no ondea a menudo, pero siempre me tomo un momento para recordar al paciente y a su familia cuando lo hace.

Mi historia

Trabajé como capellán de hospital (interno) en el sistema hospitalario M Health Fairview en 2020, justo antes del brote de Covid-19. Durante mi tiempo como capellán, me enteré de que en los hospitales en los que trabajaba solo se producían donaciones de órganos unas pocas veces al año. Me llamaron al hospital cerca de medianoche para que estuviera con una familia en la UCI. Al cabo de un rato se determinó que el paciente tenía muerte cerebral; fue entonces cuando la familia sacó el tema de la donación de órganos. La representante de Dona Vida me invitó a presenciar el proceso de determinación de la viabilidad de los órganos de este paciente. Me invitó a participar en conversaciones difíciles, me explicó cosas sobre la marcha y respondió a todas las preguntas del personal y de la familia. La donación de órganos fue una decisión tomada por las hijas del paciente, de sólo 26 y 18 años (debido a circunstancias familiares). Salí del hospital con el representante de Dona Vida sobre las 4 de la mañana y nunca olvidaré esta experiencia de estar en el lado profesional de la donación de órganos. Fue una experiencia increíblemente reveladora ser testigo de lo mucho que dura este proceso: desde las pruebas hasta la extracción de los órganos, pasaron días. Sé que mucha gente piensa que la donación de órganos es instantánea y que cualquiera que muera puede ser donante, pero las circunstancias tienen que ser perfectas para que ocurra, y esta situación fue una de esas veces. Estoy muy agradecida a la representante de Dona Vida y a la oportunidad que me dio de formar parte de este proceso como capellán estudiantil; he convertido en mi misión personal educar a los demás sobre la donación de órganos y Dona Vida cada vez que puedo. Es un tema que me apasiona y del que hablo cada vez que surge en una conversación o en momentos como cuando la bandera de Dona Vida ondea fuera del hospital.

Categoría