Blog

Compartir una cultura de donación: Historias de esperanza de Dignity Memorial

Donate Life America se complace en anunciar que Dignity Memorial es nuestro primer socio Platinum de Donate Life. Estamos ansiosos por hacer crecer nuestra colaboración en el cuidado y apoyo a las familias de donantes. Dignity Memorial ayuda a crear recuerdos que reflejan los valores únicos, el carácter y las tradiciones de las familias a las que sirven. Como proveedor de confianza de servicios funerarios, de cremación y de cementerio, atienden a miles de familias cada año, una familia a la vez.

Como expertos en celebrar la vida en Dignity Memorial, comprendemos la importancia de la donación y esperamos inspirar a nuestras comunidades y familias para que dejen un regalo que salve vidas. Nuestra asociación con Donate Life America ejemplifica cómo un acto desinteresado puede proporcionar esperanza y curación al mundo.

Service Corporation International (SCI) y nuestras marcas, incluida Dignity Memorial, llevan mucho tiempo abogando por la donación de órganos, ojos y tejidos mediante la organización de campañas de registro de donantes, ceremonias de izado de banderas de Done Vida y eventos anuales 5K. Muchas de nuestras funerarias Dignity Memorial mantienen relaciones duraderas con la comunidad de Done Vida y conectan continuamente a sus empleados con las filiales locales de Done Vida. Nuestras funerarias se esfuerzan por promover el registro de donantes y brindar apoyo a las familias de los donantes honrando el regalo de vida de sus seres queridos a través de la donación de órganos, ojos y tejidos. Una de las principales formas en que Dignity Memorial promueve una cultura de donación es compartiendo historias de esperanza, incluidas las de los nuestros, como la asociada Lorena Granados.

En 2005, a la hermana de Lorena Granados, directora de ventas de SCI, le diagnosticaron cirrosis hepática. Tras cinco años de largas estancias en el hospital, tratamientos regulares y varios comas, Tila temía estar perdiendo la batalla por su salud y organizó el Día de Acción de Gracias en julio de ese año en un esfuerzo por celebrar una última reunión familiar. Sin embargo, sólo tres meses después, en octubre de 2010, Tila recibió la llamada de que se había encontrado un donante compatible y fue trasladada en avión desde su hospital local para recibir un trasplante de hígado. Aunque al final Tila perdió la batalla, esta donación que le salvó la vida le proporcionó ocho años y medio más de vida, cada momento precioso y atesorado. Aunque su familia lloró su pérdida, agradeció el tiempo extra que recibieron. La tradición de Tila continúa, y todos los años su familia celebra Acción de Gracias en julio para animar a todos los asistentes a hacerse donantes de órganos. Lorena es consciente de la importancia del don de la vida y se enorgullece de devolverlo en su puesto en SCI, trabajando con otros miembros del personal y con las familias de los donantes.

Durante los últimos 13 años, Dignity Memorial ha sido patrocinador de la carroza de Donate Life Rose Parade®. La empresa ha honrado las vidas de 63 notables donantes de órganos, ojos y tejidos a través de "floragraphs", retratos hechos con materiales florales y naturales colocados en la entrada de la carroza de Donate Life en el Desfile anual del Torneo de las Rosas. Para las familias que participan en este programa, es una experiencia indescriptible que a menudo les proporciona esperanza, curación y consuelo en su viaje de duelo.

En 2020, la aprendiz funeraria Elise Lathrop participó como donante a pie en el Desfile de las Rosas. Irónicamente, mientras trabajaba como aprendiz en una funeraria Dignity Memorial de Nueva Orleans y asistía a la escuela mortuoria, Elise encontró la oportunidad de difundir la vida entre la muerte a la que se enfrentaba a diario. En la misma funeraria, el marido de una de las directoras necesitaba un riñón. Elise siguió su deseo de ayudar y dio el regalo de la vida donando su riñón. Ambos se recuperaron estupendamente de la operación, y Elise sigue difundiendo el mensaje de la compasión y la importancia de ayudar a los demás.

En 1999, al director de la funeraria Craig Green le diagnosticaron una insuficiencia hepática crónica y le dieron ocho meses de vida. Con la ayuda de excelentes médicos de Savannah y Atlanta, pruebas agresivas y la asistencia de la Fundación Life Link de Georgia, Craig recibió un trasplante de hígado que le salvó la vida siete meses después del diagnóstico. Ha disfrutado de casi 22 años de buena salud después del trasplante y nunca ha tenido problemas de rechazo de órganos. A menudo recuerda lo afortunado que es y agradece su segunda oportunidad en la vida, trasladando su experiencia y aprecio por la donación a su trabajo.

Como profesionales en el ámbito del final de la vida, nuestra vocación y nuestro propósito es ayudar a las familias en sus días más oscuros. Dada nuestra envergadura y nuestro alcance, nos encontramos en una posición única para ofrecer una atención continuada y sin fisuras a las familias de donantes a las que servimos. Nuestra misión es celebrar la importancia de la vida y honrar las vidas de los donantes de órganos, ojos y tejidos y los donativos que han hecho.

Como primer socio Platinum de Donate Life, podemos llegar más profundamente a las comunidades a las que servimos para honrar y celebrar a donantes como Elise y a receptores como Tila y Craig contando sus historias de vida. Es un honor colaborar con Donate Life America y su misión de aumentar el número de órganos, ojos y tejidos donados disponibles para salvar y curar vidas mediante trasplantes. Esperamos que a medida que continuemos trabajando juntos, podamos salvar más vidas a través de la promoción de la donación y la concienciación y honrando el don de la vida.