Blog

Honrar la generosidad

Un día rutinario de recogida de manzanas en noviembre de 2018, acabó en tragedia para Irene Leighton cuando su marido desde hacía 40 años, Loren, se cayó de una escalera y sufrió un traumatismo craneoencefálico. Cuando quedó claro que Loren no sobreviviría al incidente, Irene y las tres hijas de la pareja, Andrea, Leanne y Lindsey, no lo dudaron: optaron por donar los órganos de Loren. Este hombre de 62 años salvó y curó la vida de 90 personas gracias a la donación de órganos y tejidos.

Antes de su fallecimiento, Loren y su hija menor, Lindsey, se habían clasificado para correr el maratón de Boston, pero el exceso de clasificados de aquel año hizo que los responsables del maratón eliminaran a miles de corredores, y Lindsey se quedó fuera por sólo 7 segundos. Llamó a los organizadores del maratón, les explicó la situación y recibió una invitación para correr.

Aproximadamente en el último kilómetro y medio, Lindsey vio a un hombre con la foto de una joven en la camiseta y se dio cuenta de que corría para Donate LifeSM. Acabaron charlando y Lindsey se enteró de que el caballero corría en honor de su hija, que también era donante de órganos. Le pidió que cruzara la línea de meta con ella, igual que había imaginado terminar el maratón con su padre.

La unida familia sigue encontrando formas de honrar a Loren. En 2019, Irene y sus hijas viajaron a California para asistir al Desfile de las Rosas. Como invitadas de Dignity Memorial® a través de su patrocinio de la carroza del Desfile de las Rosas de Donate Life, ayudaron a decorar la carroza de Donate Life, que incluía un retrato floragraph -hecho de semillas, flores y otros materiales naturales- de Loren. Irene se refirió al viaje como "una oportunidad única en la vida", y el florógrafo de Loren está especialmente enmarcado en la casa donde Irene vive ahora.

La familia ha organizado carreras de honor en nombre de Loren y se asegura de hablar de él cuando se reúnen, con la intención de mantener vivo su recuerdo. Hace poco, Irene reservó una excursión de pesca guiada con el guía favorito de Loren, ¡y pescó un salmón chinook de 10 kilos!

Aunque Irene no ha conocido a ninguno de los receptores de los órganos o tejidos de Loren, agradeció recibir una carta de otro receptor de riñón. La receptora expresaba su gratitud y aprecio por la decisión de la familia de donar y se comprometía a cuidar bien del riñón donado que le había salvado la vida.

Dignity Memorial se enorgullece de ser socio de Donate Life America y se compromete a concienciar sobre los dones de la donación de órganos y tejidos que salvan vidas. Como parte de nuestra creencia en celebrar la importancia de la vida, le animamos a registrarse como donante de órganos, ojos y tejidos. Si aún no está registrado como donante, visite RegisterMe.org/Dignidad